Aseguran que azúcar vendida es legal

Miembros de la nueva directiva de la Azucarera Iturbe afirmaron ayer que la carga de azúcar requisada por el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), de los depósitos de la firma Industria Paraguaya de Alcoholes SA (Inpasa) el 27 de mayo pasado, en Canindeyú, por supuesto contrabando, no tiene relación con el cargamento de azúcar que tenía la azucarera en carácter de certificado de depósito y warrant a favor de la empresa Ceregral SAECA.

Roberto Codas, exdirectivo y actual accionista de la azucarera, y Luis María Brítez, gerente general de la firma –que asumió el cargo con una nueva directiva a principios de mayo– indicaron ayer que Inpasa fue por muchos años una de las mejores clientes de la azucarera. En efecto, hasta setiembre del año pasado, tiempo en que la fábrica tenía permiso de Hacienda para operar, llegó a vender 15.000 toneladas a Inpasa de enero a setiembre de 2013, según informaron los directivos.

Según Brítez, la carga que fue decomisada por el MIC de Inpasa no puede calificarse como parte de una carga robada, ya que actualmente existe un problema comercial con Ceregral SAECA que debe definirse entre la Azucarera y la citada firma.

Ambos empresarios dijeron que, a raíz de la denuncia realizada por Ceregral, entregaron todos los documentos a las autoridades, específicamente a la fiscalía de Villarrica, que está investigando el caso.

Dijeron que se va a demostrar que no hubo ningún robo con la carga de azúcar que estaba de los depósitos de la azucarera en Iturbe, Guairá. Señalaron igualmente que a partir de la nueva directiva que está al frente de la azucarera, se cuenta con un plan para cumplir con los acreedores. Aseguraron que la azucarera se va a recuperar y volverá a operar de nuevo normalmente. FUENTE ABC