Argentina, por su lugar en cuartos ante Suiza

SAO PAULO. Argentina y su astro Lionel Messi enfrentarán a la Suiza de Xherdan Shaqiri para adquirir su boleto a cuartos de final mientras la renqueante Bélgica y Estados Unidos confrontarán sus estilos opuestos.

Los ganadores de estos dos choques se verán las caras en los cuartos de final el 5 de julio en Brasilia.

Argentina es vista como el gigante de este lado del cuadro mundialista pero su funcionamiento defensivo viene despertando cada vez más dudas.

El liderazgo y los cuatro goles de Messi, enfocado en su misión de coronarse en Brasil, solventaron las inesperadas dificultades de la albiceleste para derrotar a Bosnia (2-1), Irán (1-0) y Nigeria (3-2).

Ante Suiza, el imprevisible técnico Alejandro Sabella deberá reemplazar al lesionado Sergio ’Kun’ Agüero, una decisión que, en un equipo aún en construcción, puede implicar más que un simple cambio de piezas.

El elegido parece ser el también delantero Ezequiel Lavezzi pero falta ver si ocupará la misma posición que Agüero en el ofensivo sistema 4-3-3 que le gusta a Messi o si Sabella lo retrasará para formar un 4-4-2 más acorde con su búsqueda de equilibrio.

La pólvora en ataque debería estar asegurada con los restantes ’Tres Fantásticos’ de la ofensiva albiceleste: La Pulga, Higuaín y Di María.

Más aún frente a una zaga que se ha mostrado tan débil como la suiza, que encajó seis goles en sus tres partidos de la primera fase: victoria ante Ecuador 2-1, derrota 5-2 contra Francia y goleada 3-0 a Honduras.

Demasiados goles en contra para su estricto entrenador, el alemán Ottmar Hitzfeld, cuyo palmarés se asemeja a un museo: dos Ligas de Campeones y siete Bundesligas, entre muchos otros títulos.

Hitzfeld está ante su último reto en los banquillos —ha anunciado su retiro para después de Brasil— y sueña con repetir una victoria como la endosada a España (1-0) en la primera jornada del Mundial de Sudáfrica-2010.

La gran esperanza para la gesta se llama Xherdan Shaqiri, un talentoso volante que por su estatura y juego luce un apodo que el martes tendrá que validar: el ’Messi de los Alpes’.
El jugador del Bayern de Múnich, de 22 años, no estuvo acertado en los dos primeros partidos mundialistas pero ante Honduras resurgió con un triplete que clasificó a Suiza como segunda del grupo E.

El partido entre argentinos y suizos se iniciará a las 13:00 locales (12:00 de Paraguay) en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

BÉLGICA, ENTRE ALGODONES

El último partido de los octavos de final de Brasil-2014 lo disputarán Bélgica y Estados Unidos a las 17:00 locales (16:00 de Paraguay) en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

El joven y talentoso equipo belga, que clasificó como primero del grupo H, tendrá que sobreponerse a los numerosos problemas de lesiones que arrastra para la batalla física que le plantearán los estadounidenses.

Anthony Vanden Borre, lesionado en el partido contra Corea del Sur, es baja para el resto del Mundial y sus compañeros de zaga Vincent Kompany, Thomas Vermaelen y Laurent Ciman sufren molestias que los dejan en duda para el martes.

Además, los centrocampistas Marouane Fellaini (Manchester United) y Moussa Dembele (Tottenham Hotspur) sufrieron sendos golpes durante entrenamientos, aunque Wilmots confía en contar con ambos en los octavos.

Ante este panorama la afición belga espera que sus figuras, Hazard, Lukaku o Courtois, rindan por fin al nivel que se espera de ellos en Brasil.

En el otro bando, el técnico de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, recuperará seguramente a su delantero Jozy Altidore después de que se perdiera los últimos dos partidos por una lesión en los isquiotibiales.

También espera contar con el centrocampista Jermaine Jones, quien utilizará una máscara protectora por la fractura en la nariz que sufrió en la derrota del jueves ante Alemania.

Partiendo de su inagotable despliegue físico, Estados Unidos consiguió el segundo lugar del grupo G dejando en la cuneta a la Portugal de Cristiano Ronaldo.

El martes tendrá que seguir corriendo para equilibrar su menor nivel técnico respecto a Bélgica si quiere volver a unos cuartos de final por primera vez desde Japón y Corea-2002. fuente abc