2014: CRECIMIENTO ECONÓMICO Y BIENESTAR‏

En un adelanto a la Edición No. 27 de Economía y Sociedad, Dionisio Borda
sostiene que ‘’La economía paraguaya cierra el año 2014 con buenos números
pero no muestra avances importantes en la gestión pública ni en la reducción
de las brechas sociales. El crecimiento económico sigue concentrado en
ciertos sectores y el efecto de derrame es limitado.’’

Sobre los números de este año el autor dice que ‘’La expansión económica de
4% y la inflación inferior a la meta de 5% colocan al Paraguay en una
posición favorable en la región, que creció solo 2,2% de acuerdo con las
estimaciones’’. Borda también destaca que los organismos multilaterales y
las empresas calificadoras de riesgos ponderan los sólidos fundamentos
macroeconómicos de Paraguay ‘’cuya economía ha crecido a un ritmo de 5%
anual en los últimos años con una inflación media de 4,5%.’’.

Deficiencia en la gestión pública

Sin embargo, el autor sostiene que este año la ejecución presupuestaria fue
baja a pesar de los ingentes recursos provenientes de los bonos soberanos,
de los préstamos de organismos multilaterales y del aumento de las
recaudaciones. ‘’La eficiencia de la gestión pública no ha mejorado en este
segundo año de la administración Cartes. Mucho ruido pero pocas nueces.’’
Según Borda tampoco se corrigieron las falencias en el desempeño de las
empresas públicas a pesar de la creación del Consejo Nacional de Empresas
públicas .

Borda también critica los escasos resultados de los gobiernos subnacionales
‘’donde no solo existe ineficiencia sino también corrupción y falta de
rendición de cuentas de las municipalidades y gobernaciones.’’

Pobreza y desigualdad

El autor también dice que a pesar de la disminución de la pobreza en 2012 y
2013 ‘’la brecha de la desigualdad sigue siendo considerable.’’ En este
sentido Borda destaca que según el World Ultra Wealth Report, en el Paraguay
existen 175 multimillonarios con patrimonios mayores de US$ 30 millones; que
juntos son dueños del 90% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Borda agrega que el crecimiento económico del 4% de este año está muy
concentrado en algunos sectores como los agronegocios, que contribuyen muy
poco con el fisco, el sector financiero y las empresas de telefonía móvil.
Mientras que en el otro extremo ‘’ están los pequeños agricultores y los
trabajadores del sector informal, que han sido afectados en su producción y
trabajo en 2014’’. El autor destaca en este sentido las pérdidas en la
producción de chía, caña dulce y muchos de sus cultivos de autoconsumo,
mientras que ‘’ los trabajadores informales urbanos fueron arrasados por la
inundación que les ocasionó pérdidas materiales y de trabajo’’.

Borda concluye que ‘’el Estado, el gran árbitro de la economía, debería
mirar las dos caras de la moneda, crecimiento y bienestar, para construir un
Paraguay más justo y próspero.’’

Fuente cadep