“Soy un jugador que entra fuerte”

“Soy un jugador que siempre entra fuerte y en esa jugada no medí, salí con todo para rechazar el balón. Al chocar (con Arnaldo Jiménez) perdí el conocimiento por un instante, pero luego ya me acordé de todo. En ese momento no quería salir, quería seguir jugando, y el aplauso de la gente me hizo volver a llorar”, manifestó el defensor de Olimpia, Mauro Sánchez.

Explicó que el domingo, a pesar de estar muy mal, en la ambulancia preguntaba cómo iba el partido de Olimpia ante Trinidense cuando se golpeó muy fuerte la cabeza. “Recién al llegar al hospital me comentaron cómo iba el partido. Luego llegó el presidente (Marco Trovato) y el entrenador (Aldo Bobadilla), quienes me brindaron todo su apoyo y me dedicaron el triunfo. Estoy muy agradecido por el respaldo”.

“Ahora lo que más anhelo es recuperarme lo antes posible y volver a practicar”, sentenció el jugador de 20 años.

historia. “En la escuela de fútbol, allá en Cecilio Báez, comencé jugando de arquero. Luego pasé a jugar en el medio hasta que bajé como lateral derecho. Después, cuando era más grande ya jugaba de defensor”, contó Sánchez sobre sus inicios en el fútbol en su pueblo natal. Recordó que llegó al Olimpia en el 2011 para la Sub 15, de la mano de Miguel Pavani. “Cuando vine para jugar en la Sub 15 vivía en el taller de un tío. Tenía una casita donde guardaba sus herramientas y otras cosas. Ahí me acomodé y viví un año y medio, más o menos, hasta que me mudé a la pensión del club en Villeta. Ahora vivo solo acá, toda mi familia está en Cecilio Báez”.

“Cuando estaba en la Sub 16 ya subí a la Reserva, pero no jugaba mucho. En ese entonces tenía muchas expulsiones por mi forma de jugar, algo que no le gustaba mucho a los técnicos. Cuando llegó el profe Francisco Arce ya me quedé en Reserva y este año subí a entrenar con la Primera”, resaltó.

“Desde chico mi ídolo era Paulo Da Silva. Me gustaba mucho que siempre dejaba todo en la cancha y era muy humilde. Y uno de mis referentes es Hernán Pellerano. Es un gran jugador y aparte una gran persona”, concluyó.