“Le tengo hambre a Brasil”

Francisco Arce analizó la victoria ante Ecuador y apuntó contra Brasil: “Jugué allá y sé cómo piensan. Allá tenemos que jugar por que si vamos a defendernos no vamos a aguantar”. El DT convocaría a dos jugadores ante la lesión de Gómez y Patiño.

Paraguay superó 2 – 1 a Ecuador y mantiene las chances de pelear por un lugar en el Mundial de Rusia 2018. Brasil, el próximo rival en el combo, remontó y goleó en Montevideo 4 – 1 a Uruguay: “Allá tenemos que jugar por que si vamos a defendernos no vamos a aguantar. Yo le tengo bastante hambre por que jugué allá y sé cómo piensan”, contó Francisco Arce en conferencia. El entrenador habló sobre el arquero que atajaría en el Arena Corinthians: “Todavía no está definido. Antony (Silva) está muy bien pero teníamos un pensamiento de hacerle jugar a otro. Vamos a esperar, tenemos tiempo. Pensamos en Roberto (Fernández) por que juega bien con el pie”.

Ante la lesión de Gustavo Gómez y de Juan Patiño, que iba a arrancar de titular y sintió una molestia en el calentamiento, el DT confirmó que son tres lo candidatos para suplantar a los centrales: Marcos Cáceres, Salustiano Candia y Antolín Alcaráz. “Si se confirma la lesión de Juan (Patiño) vamos a convocar e igual vamos a convocar en el lugar de Gustavo (Gómez). Hay tres lugares para dos jugadores pero tenemos que esperar la confirmación del examen de Juan Patiño”, añadió. En el arranque de la rueda de prensa, Arce respondió irónicamente a las palabras de Gustavo Quintero, técnico de Ecuador, quien mencionó que los goles de Paraguay no fueron por virtudes. Por otra parte, habló de los históricos del plantel y el rendimiento en el partido de hoy. “Estoy contento con Darío (Verón), Paulo (Da Silva) y Cristian (Riveros). Hablamos con ellos y Darío respondió. Siempre estuvo predispuesto”, expresó.

Por último, se refirió a la situación de Gustavo Gómez y un supuesto enojo del jugador por no estar como titular. “Conversamos pero no es por eso. No hubo una discusión. En este caso hubo una locura por la primicia y algunas personas se adelantaron. En la conferencia (miércoles) me habían preguntado y a la noche se hizo un examen. El departamento médico trabajó bien. Ayer hablé con él en privado, eramos un banco, mi cama, la tele, él y yo. Imaginate si no se confirmaba la lesión y debía entrar por Patiño, se iba a romper y nosotros seríamos los incompetentes”, señaló.