La Copa del olvido

Junior de Barranquilla fue el verdugo de Olimpia y Guaraní en la Libertadores.

Juan Manuel Massare
[email protected]

El Aborigen no supo cómo revertir el 1-0 adverso del juego de ida y quedó eliminado de la Copa Conmebol Libertadores al igualar sin goles ante el Junior de Barranquilla.
Guaraní salió a jugar con un solo referente de área, pero apostando por volantes livianos y rápidos para intentar sorprender, pero no lastimó.
El problema estuvo en que al final Caballero jugó muy solo y la velocidad en los movimientos defensivos del Junior, agregando la lentitud de los aurinegros, absorbieron todo intento de sorpresa.
Hasta cerca de los 30 minutos de segundo tiempo, el desarrollo del juego nunca se presentó favorable para las necesidades del Legendario.
A los de Saja les costó mucho hacer daño en ofensiva y a pesar de poblar el mediosector, tampoco supo cómo frenar la dinámica del equipo cafetero, que tuvo sus chances para liquidar la serie.
Recién con el ingreso de Cañete y González, el Indio cambió su actitud. Ganó por los costados en base a empuje y ciertas individualides. En un par de ocasiones supo inquietar la portería de Viera, pero en ellas careció de fortuna.
Clave. El gol de Yimmi Chará en Barranquilla fue crucial en la fase eliminatoria, con esa corta diferencia, los cafeteros se quedaron con la clasificación final a la Fase de Grupos de la Libertadores.
Guaraní deberá apuntar de lleno sus cañones al torneo local, ya que quedó sin competencias internacionales para este año, un duro traspié para el entrenador Sebastián Saja que inicia su carrera de adiestrador en el Aurinegro.

La figura
Gabriel Esparza
El pequeño volante aurinegro fue uno de los que más se sacrificó para marcar e intentar jugar. Miguel Benítez fue otro que respondió bien.

La cifra
900.000 dólares se embolsó Guaraní por su participación en la Libertadores. USD 400.000 por cada fase más un plus de USD 100.000.

Sin premio extra
El empate de Guaraní por 0-0 lo dejó sin posibilidad de clasificar a la segunda fase de la Copa Conmebol Sudamericana. Esto debido a tener menos goles marcados que Banfield (0 gol); los argentinos marcaron dos tantos.
Así Jorge Wilstermann de Bolivia y Banfield pasaron al segundo torneo continental.
Junior avanzó al Grupo 8 de la Libertadores, integrado por Boca Juniors, Palmeiras y Alianza Lima.