Mar. Nov 28th, 2023

El Bayern Múnich, ganador de las 10 últimas ediciones de la Bundesliga, perdió este sábado en su propio estadio por 3-1 contra el Leipzig (3.º) y puso en riesgo la obtención de una undécima corona consecutiva.

El equipo bávaro tiene ahora un punto de ventaja sobre el Borussia Dortmund (68 frente a 67), que se desplaza a Augsburgo el domingo en una ocasión de oro para colocarse en la cima de la Bundesliga a una jornada del final de la temporada, en caso de victoria.

Dortmund rinde visita a un Augsburgo con la permanencia casi segura, por lo que tiene una gran ocasión de ponerse líder antes de la última jornada, en la que el Bayern irá a Colonia y el BVB recibirá al Mainz.

Contra Leipzig, el Bayern no logró terminar el partido con una victoria tras haber liderado en el marcador, algo que le ha ocurrido por octava vez esta temporada.

El espectro de un primer año desde 2011 sin trofeo planea sobre Múnich, cuando los dirigentes asumieron el riesgo de cesar al técnico Julian Nagelsmann y sustituirlo por Thomas Tuchel a finales de marzo, cuando llegaban las semanas decisivas.

Este sábado, el choque de la penúltima jornada de Bundesliga cumplió todas sus promesas, con una primera media hora ampliamente dominada por el Bayern, que vio recompensados sus esfuerzos con la apertura del marcador por medio de Serge Gnabry en el minuto 25.

Con un potente disparo, Gnabry inscribió con la ayuda del poste de la portería de Janis Blaswich su 14.º tanto de la temporada, en el cuarto partido consecutivo con un gol del internacional alemán, máximo realizador del Bayern esta temporada.

El partido en sentido único se equilibró en el último cuarto de hora del primer período, con el portero suizo del Bayern, Yann Sommer, empleándose a fondo en 90 segundos, en intentos de Dominik Szoboszlai, Christopher Nkunku y Dani Olmo.

El francés Kingsley Coman pudo hacer respirar al Bayern, tras un pase del portugués Joao Cancelo, pero su cabezazo, solo a seis metros de portería, se marchó fuera.

Laimer y Nkunku crucifican al Bayern

El Bayern acabó siendo empatado en un contragolpe lanzado y concluido por Konrad Laimer en el minuto 65.

Anunciado como fichaje del Bayern la próxima temporada por algunos medios alemanes, Laimer recuperó el balón a 20 metros de su propia portería, subió todo el terreno, sirvió a Nkunku y lanzó un disparo bajo la transversal de Sommer.

Diez minutos más tarde, en un inicio de jugaba mal llevado por la defensa local, Nkunku fue objeto de falta en el área por parte de su compatriota Benjamin Pavard, y el árbitro pitó penal, que el delantero galo transformó (76′).

Y en un córner del Leipzig, Noussair Mazraoui tocó el balón con la mano, en un segundo penal favorable a los visitantes, transformado por el húngaro Dominik Szobozslai (86′).

Esta victoria asegura al Leipzig su plaza en la próxima Champions League, mientras que la lucha por el último y cuarto cupo es todavía incierto.

Ganador en su campo (2-0) contra Wolfsburgo, Friburgo (5.º) aprovechó el revés (4-2) de Union Berlín (4.º) contra Hoffenheim, para alcanzar en número de puntos al equipo de la capital alemana.

Union y Friburgo están separados por diferencia de goles (+12 contra +8 a favor del primero), y además el equipo de la capital tiene la ventaja de recibir al Werder Bremen, mientras que Friburgo viaja a Fráncfort.