Repugnante: el papá, un pastor evangélico y la esposa de éste habrían abusado de una niña

menor-abusada.jpg

VILLA HAYES. Según la denuncia, la pareja del pastor maniató una vez a la menor y grabó cuando abusaba de la niña. Hoy está recibiendo contención sicológica y la Fiscalía investiga si hubo más víctimas.

Una menor (15) fue rescatada de su casa donde fue abusada por su padre durante los últimos diez años, supuestamente. Además, un pastor evangélico y su esposa también la sometieron. Dos funcionarias de la Codeni llegaron como ayuda junto a la niña y comunicaron al Ministerio Público. El fiscal Irán Suárez, de Villa Hayes, los procesó por coacción sexual infantil.

Un vecino realizó una denuncia de maltrato a la Codeni de Puerto Falcón, cuyos funcionarios enseguida llegaron a la casa y hablaron con la adolescente. “Ahí la niña les cuenta que no soporta la situación que está viviendo y que desde los cinco años, sistemáticamente, él (el papá) abusa de ella”.

En esa ocasión, la menor dijo que también abusaba de ella el pastor evangélico, con ayuda de la esposa de este, ambos de la Iglesia donde el padre asistía.

“Según la niña, la mujer del pastor le dijo ‘tenés que higienizarte porque vas a estar con el pastor’ y ella no quería y entonces la maniató, esa versión tuvimos primero de la funcionaria de la Codeni y luego ella nos confirmó”, sostuvo el fiscal.

Manifestó que la conexión con el papá fue la religión, porque el papá iba a dicha Iglesia Evangélica. “La nena inclusive vivió 15 días en la casa del pastor el año pasado porque el papá le dejó y se fue a trabajar”, detalló el agente.

Tras la denuncia, el sábado pasado, la niña fue inspeccionada por el forense, quien constató las heridas de los abusos. Cuando iba a contar los episodios vividos, ella convulsionó, se desmayó y fue trasladada al Hospital Regional de Villa Hayes.

Al día siguiente, la niña recibió contención sicológica e inmediatamente se dispuso la detención de las tres personas y el lunes, fueron imputados.

El miércoles pasado, el Ministerio Público hizo allanamientos, recogiendo cedés, pendrives y teléfonos, para confirmar si existen grabaciones u otro hecho que llame la atención. También se investigará si más menores fueron sometidas.

“Realmente es grave la situación y por eso vamos hacer la extracción de datos, y vamos a hacer por la vía correcta, que es por el anticipo jurisdiccional”, explicó el representante del Ministerio Público.

EN PRISIÓN.

El papá de la niña está imputado por abuso sexual, coacción y violación, mientras que el pastor y su esposa, por los últimos dos hechos.

Todos ellos tienen prisión preventiva, dictada por el juez Víctor Hugo Ronsewski.

Por su parte, la menor fue puesta en un hogar, con contención ante la gravedad del caso, confirmó Suárez. / Última Hora /