Vergonzosa caída albirroja "Hundido en las tinieblas"

La selección paraguaya escribió esta noche una de sus páginas más oscuras de toda su historia al caer por primera vez ante el combinado venezolano jugando de local. La derrota deja virtualmente fuera del Mundial de Brasil a la Albirroja que se encuentra en el fondo de la tabla. Este es el momento de que varios “históricos” deben dar el paso al costado.

Paraguay decepcionó en el Defensores del Chaco. Foto: EFE
Por Santiago Riquelme, @SantiRiquelme
Decepción albirroja. La selección paraguaya de fútbol sufrió una vergonzosa caída ante Venezuela en el estadio Defensores del Chaco por 2-0. El equipo de Pelusso, sin una identidad futbolística, se vio superado por el equipo rival, que encontró los goles en José Rondón. La derrota duele y el sueño de ir al Mundial de Brasil se va apagando.
Paraguay no empezó bien el partido. El equipo venezolano controló la pelota y las acciones. Pero a pesar de no tener un buen desempeño, la Albirroja tuvo tres chances claras, que no supo concretar y pagó caro ante una Venezuela que no perdonó en su única ocasión.
El seleccionado de César Farías hacía rodar muy bien el balón al borde del área albirrojo. La primera situación de peligro llegó a los 9 minutos cuando Juan Arango sacó un remate de tiro libre que Justo Villar logró desviar a un costado.
Óscar Tacuara Cardozo tuvo la gran chance de abrir el marcador a los 16 minutos, cuando recibió el balón en el área, giró y sacó un tiro mordido que el arquero venezolano desvió con un manotazo. El público albirrojo tenía el grito de gol en la boca.
La segunda oportunidad albirroja la tuvo Nelson Haedo Valdez, que sobre 28 minutos, tras un gran pase de Jonathan Fabbro, controló la pelota dentro del área con el pecho y sacó el remate que el arquero Daniel Hernández volvió a tapar.
Dos minutos después, Paraguay volvió a llegar, esta vez con Jonathan Fabbro, que tras un pase de Tacuara Cardozo, logró el disparo al borde del área grande que se perdió por encima del travesaño. Paraguay no jugaba bien, pero contaba con situaciones netas, que no podía capitalizar.
Parecía que el primer tiempo se iba con la paridad sin goles en Sajonia, pero Salomón Rondón, tras un buen pase de César González, dominó la pelota en el área y sacudió el remate que superó a Justo Villar y se convirtió en el 1-0 para el equipo visitante. El Defensores quedó enmudecido.
En la complementaria, cuando parecía que Paraguay saldría con todo en busca del empate, no fue así. El equipo albirrojo siguió sin ideas y Venezuela, antes del minuto, ya generó dos situaciones claras donde tuvo que intervenir Justo Villar.
La Albirroja, con más ganas que fútbol, fue en busca del empate. Jonathan Fabbro, sobre el minuto 56, realizó una buena jugada sobre el sector izquierdo y probó con un disparo colocado que fue desviado por el portero visitante. A Paraguay le seguía costando, Venezuela se paraba bien y dominaba la pelota.
Julio Dos Santos por Víctor Cáceres fue el cambio que realizó Pelusso para tratar de empatar el partido. Pero sobre 67 minutos, tras un centro desde la derecha y un despeje de Villar, nuevamente apareció en el área el delantero José Rondón y no perdonó, para el 2-0 a favor de Venezuela. La esperanza de ir a Brasil se empezaba a apagar.
Los minutos corrieron y Venezuela iba consiguiendo una victoria histórica en el propio Defensores del Chaco, algo que nunca antes aconteció. El camino nunca se encontró.
La decepción es grande. Había ilusión, se esperaba un cambio, resultados, pero nada de eso llegó. La esperanza de ir a Brasil se va espumando. Ahora, habrá que seguir trabajando y esperar un milagro que nos ponga en el Mundial del 2014.