Todas las personas con síntomas febriles deben evitar viajes al interior

El Ministerio de Salud Pública recomienda a personas con casos sospechosos de dengue, con síntomas febriles, o con casos confirmados a evitar viajes al interior del país, ya que se constituirían en focos de transmisión de la enfermedad en zonas donde no se registran casos.
Las personas con sintomas febriles no deben viajar

«La recomendación del Ministerio de Salud para las personas con síntomas febriles, casos sospechosos o confirmados de dengue, es que no viajen al interior del país, porque pueden transmitir el virus del dengue en esas zonas donde no existen casos, y en lugar de llevar felicidad, llevarán enfermedad», reflexionó el Ministro Antonio Arbo.

«Mejor es que se queden en sus casas a reposar, resguardándose en un mosquitero, especialmente los que tienen casos confirmados, que aunque se sientan bien, pueden transmitir la enfermedad», explicó el profesional de Salud Pública.

El pedido estuvo dirigido además a personas que viven en la misma casa que sintomáticos febriles; «existe riesgo de que aunque no presenten fiebre, ni otros síntomas, ya estén infectados», señaló.

Asimismo, insistió en la necesidad de que las familias aprovechen esta larga pausa para inspeccionar las viviendas y eliminar criaderos de mosquitos, para ayudar a frenar la transmisión de la enfermedad. «En estos 10 días que vamos a tener libre, entre fin de semana y asueto, muchos dejarán sus casas y se acumulará agua, por eso reiteremos la necesidad de que hagan una inspección antes de viajar y al regresar, porque los brotes se pueden extender si no tenemos en cuenta ese detalle», advirtió.

Finalmente, recordó que Asunción y Central siguen concentrando la mayor cantidad de casos, con un reporte aproximado de 160 casos febriles por día. «Nos preocupa la situación de Asunción: los barrios Tablada, San Pablo y Jara, específicamente, aunque ninguna zona de Asunción está libre de riesgo», enfatizó.

En Central, Valle Apua y Santa Rosa de Lambaré; Luque: 4º barrio y Costa Sosa; y Capiatá: Santo Domingo y Santa Rita, son los más afectados.