Ruta Santa Rosa-Capitán Bado registra sobrecosto récord de USD 26 millones

Con el encarecimiento se podría haber construido otro superviaducto, que costó USD 23 millones. El proyecto lo adjudicó Salyn Buzarquis en el 2012 y concluyó hace unos días. Se inaugurará en breve.

Al finales del 2012, el entonces ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Enrique Salyn Buzarquis, adjudicó a cuatro empresas el asfaltado de la ruta Santa Rosa del Aguaray-Capitán Bado, de 139 km, por G. 536.328 millones (USD 96 millones al cambio actual), con serios problemas para ejecutarse debido a un proyecto deficiente.

Cuando asumió la administración del actual ministro, Ramón Jiménez Gaona, en agosto del 2013, se encontraron con que el diseño original de la carretera tenía una carpeta inicial mínima de tres centímetros, por lo que tuvieron que agregar una capeta asfáltica de 6 cm a todo el tramo. Esto para evitar que la ruta desaparezca en poco tiempo, según datos oficiales.
Por esta situación, la obra registró un sobrecosto récord de USD 26 millones, que fueron avalados con 13 resoluciones que firmó Jiménez Gaona. ÚH accedió a los documentos en los cuales se pudo constatar que el costo de la obra se infló de G. 536.328 millones a G. 682.121 millones (USD 122 millones), es decir, 145.794 millones más (USD 26 millones).

El encarecimiento se traduce en obras agregadas al proyecto deficitario, principalmente, un mejoramiento sustancial del asfaltado, a las que deben sumarse las variaciones y el ajuste de precios de los contratos. Para tener una idea, con el sobreprecio del proyecto se pudo construir otro superviaducto similar al erigido entre las avenidas Aviadores del Chaco y Madame Lynch.

En total, el sobrecosto por obras agregadas al proyecto original fue de G. 106.855 millones (USD 19 millones), que representa el 20% que permite la ley de Contrataciones Públicas. En cuanto a variaciones y ajustes de precios, se suman otros G. 38.938 millones (USD 7 millones), consistentes en las fluctuaciones de los costos de los insumos, contados a partir del inicio del vínculo contractual entre contratante y contratista.

TRAMOS. Vale señalar que el tramo 1 concluyó recientemente –desde Santa Rosa del Aguaray hasta Santa Bárbara desde el km 0 hasta el km 35– y ahora están culminando la señalización para su inauguración. Esta parte está a cargo de EDB Construcciones (Enrique Díaz Benza), que es el que más problemas registró para su ejecución.

Mientras tanto, el tramo 2 lo ejecutó la Empresa Green SA (desde el km 35 hasta el km 70), el tramo 3 estuvo a cargo de Ecomipa (desde el km 70 hasta el km 105) y el tramo 4 fue construido por el Consorcio Tocsa-Construpar (desde el km 105 hasta el 142). Todas estas secciones ya están concluidas y con recepción provisoria. El trayecto une los departamentos de San Pedro y Amambay.

«Hubo muchos cambios del proyecto inicial, debido a que nunca los proyectos reflejan la realidad que uno encuentra en el sitio real de obra», coincidieron la mayoría de las empresas que se encargaron de ejecutar esta obra.