Militares pretenden equiparar su gasto bélico a presupuesto para obras viales

Con dinero de Itaipú y préstamos, las FF. MM. quieren USD 568 millones solo para compra de aviones y armas. Economistas instan a invertir en infraestructura y temen por la imagen del país en el exterior.

La intención de los militares paraguayos de conseguir préstamos y dinero de la Itaipú para rearmar las Fuerzas Armadas generó un aluvión de críticas de analistas económicos. El monto calculado de USD 568 millones para compra de aviones rusos y checos, así como armas, dobla incluso el presupuesto proyectado para el 2013 para Defensa Nacional y se equipara con el monto que el propio Ejecutivo plantea para la construcción de caminos y obras públicas a través del MOPC. Este presupuesto es de unos USD 547 millones (ver infografía).

Analistas económicos señalan que la inversión en una carrera armamentística no dará una buena imagen al Estado y resaltan que el desarrollo en infraestructura es lo que urgentemente requiere el país.

El Ministerio de Defensa Nacional recibió este año unos USD 279 millones y el proyecto de PGN 2013 establece en principio unos USD 294 millones. Sin embargo, la cúpula militar pidió días atrás al Congreso aprobar una asignación de USD 568 millones para adquirir 10 aviones de guerra, radares 3D, vehículos y armamentos varios.

El diputado oviedista José López Chávez, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Baja, anunció que planteará la redistribución de los fondos extras de Itaipú (Fonacide) para pedir usar un 15% de esos recursos para rearmar las FF. AA. El resto saldría de préstamos externos.

UNA LOCURA. El economista Pablo Hercken tildó de «locura» el planteamiento y que daría una muy mala imagen del país a los inversores extranjeros, justo en un momento en que Paraguay mejoró su calificación en la Standard & Poor’s de Nueva York, que el pasado 25 de junio había dejado al país con observaciones negativas, tras el juicio político y el posterior cambio de gobierno.

«Es una bofetada a las necesidades del país, una burla a la ciudadanía paraguaya, y en el fondo todo se reduce a una campaña electoral en busca del voto duro «militar». No creo en absoluto que vayan a dar préstamo alguno de ese tipo. Esto no se ha discutido en el seno del equipo económico nacional, ni se buscó incluir en el proyecto del Presupuesto 2013″, indicó el economista.

Hercken señaló como otro hecho positivo, además de la mejora de la calificación del país a nivel internacional, que el Presupuesto 2013 haya distribuido bien los gastos, en especial en lo social y en las obras de infraestructura, por lo que este no debe ser tocado.

«Si fuera cierto que Bolivia se rearma con Chávez con miras a invadir Paraguay, su calificación hubiera caído al suelo, y Bolivia recibe préstamos en mejores condiciones que nosotros. No hay lugar, recursos, tiempo, ni espacios para rearmarnos para un conflicto bélico, cuando los conflictos verdaderos que tenemos son los económicos, sociales, de infraestructura, tecnología. Los que están detrás de esta idea son antipatriotas que merecen un fusilamiento moral», expresó.

Dijo que las calificadoras e inversionistas verán como «joda» a un país pobre que reduce su presupuesto en infraestructura para armarse.

«PODRÍA DAÑAR LA IMAGEN DEL PAÍS»

El economista Daniel Correa, de la consultora Investor, dijo que la imagen del país podría dañarse si se entra en una carrera armamentística, por mostrar una incapacidad de priorizar gastos que se tienen como sociedad. Calificó la idea de despropósito al considerar las grandes carencias en salud, educación e infraestructura que hay en el país. «En cualquier país serio, este tipo de fondos adicionales se destinan a mejorar la capacidad de producción y desarrollo en un país y no necesariamente en un sector para nada productivo», dijo. Agregó que las FF. AA. deben mejorar sus condiciones, pero no en desmedro de otros sectores y que este tipo de gastos no generará retornos importantes en materia de crecimiento.