“Le hicieron volar la cabeza”

Ministro del Interior admite ataques simultáneos del EPP

Azotey, departamento de Concepción, fue el escenario en la noche del martes de un doble ataque en el cual falleció una mujer, y resultaron heridos dos policías. Para el Ministerio de Interior todo apunta a que los responsables fueron integrantes del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo.

Esto fue confirmado en conferencia de prensa, pasada la medianoche por el ministro del Interior, Carmelo Caballero.

Conforme al informe policial referido por el titular de la cartera de Interior, en la noche del martes, un grupo de personas camufladas llegaron hasta la vivienda, y retiraron a Eusebia Maíz, hermana de la madre de Bernardo «Coco» Bernal Maíz (supuesto integrante del EPP), la llevaron hasta el fondo de su vivienda y posteriormente la ejecutaron.

El comisario Antonio Gamarra confirmó que se sospecha del uso de explosivos en el ataque de la víspera en Azote’y, atribuido al EPP, debido a que a la víctima “prácticamente le hicieron volar la cabeza”. Sospechan de la participación de dos menores.
El jefe policial de Concepción brindó detalles sobre el asesinato de Eusebia Maíz, quien alrededor de las 20:30 fue sorprendida en su vivienda por un grupo de personas con pasamontañas.
Se trata de la tía de Bernardo y Antonio Ramón Bernal Maíz, miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Comentó que -de acuerdo a los testimonios recogidos- eran cuatro los atacantes que ingresaron a su vivienda y la tomaron a la fuerza.
“La sujetaron y la llevaron hacia el fondo de la casa y allí la ejecutaron”, relató, en conversación con la 780 AM.
El uniformado confirmó además que el cuerpo de la mujer quedó prácticamente descuartizado, por lo que se presume del uso de algún explosivo.
Luego de dispararle con una escopeta, prácticamente “le hicieron volar la cabeza”, agregó el comisario Gamarra.
Los investigadores aún no tienen mayores detalles sobre el artefacto que habría sido colocado en la boca de la víctima, supuestamente por brindar información sobre la banda criminal a la Policía.
El jefe policial aclaró que aún no se determinó el motivo del ataque y aseguró que no conocía a la mujer, por lo que no pudo precisar si se trataba de una informante de los agentes que buscan a los miembros del EPP.

DOS MENORES DE EDAD

El comisario Gamarra confirmó que se sospecha de la participación de dos menores de edad en el asesinato de Eugenia Maíz.
“Según los chicos (hijos de la víctima) estaban con uniforme camuflado y pasamontañas. Dos serían menores y dos mayores, por las características físicas”, detalló.
La mujer deja huérfanos a tres niños, de tres, cinco y seis años de edad, respectivamente.

DOS ATAQUES

El uniformado confirmó que simultáneamente, a un kilómetro, otro grupo atacó una comisaría, donde fueron heridos dos policías.
“Pasó un vehículo y los policías no le prestaron mucha atención. De repente hubo disparos del interior del vehículo y cayeron heridos dos”, relató.
Un tercer efectivo policial reaccionó y respondió al ataque, por lo que se inició un tiroteo y posterior persecución. Sin embargo, los atacantes no pudieron ser detenidos.
Gamarra explicó que el tercer policía reaccionó tardíamente contra los criminales, debido a primeramente auxilió a sus camaradas heridos.
Ambos agentes lesionados permanecen internados en un hospital de Pedro Juan Caballero.