Jefe de Policía asegura que brasileño detenido en el monte es asesino de joven empresario

Para la Policía, el ciudadano brasileño detenido en el monte es el autor del homicidio del empresario Kevin Rojas. Aseguran además que los criminales que acabaron con la vida de Rojas no llevaron dinero.

A su vez, el brasileño detenido con relación al caso niega haber participado del homicidio y dijo que se encontraba en el bosque con otros tres ciudadanos brasileros y dos paraguayos para realizar trabajos de desmonte, por lo que ya cobró 1.000 dólares.

Jefe de Policía asegura que brasileño detenido en el monte es asesino de joven empresario

En una conferencia de prensa, el jefe de Policía, comisario principal Serafín Núñez, comunicó que la institución a su cargo ya estaba manejando datos sobre la presencia en la zona de una banda de delincuentes con armas largas, integrada por fugitivos de varias cárceles del Brasil y ex convictos paraguayos. Dijo que la organización criminal estaría integrada por 14 personas que planean asaltar trasportadoras de caudales y entidades bancarias.

Núñez manifestó que en conversaciones con el padre de Kevin Rojas, este le confirmó que en el momento del crimen no transportaban dinero y solo venía a la capital departamental para verificar una camioneta que se encontraba en el taller. Wagner Alexandre Knort fue presentado por la Policía como autor del homicidio, ocurrido el jueves último sobre la supercarretera Itaipu, donde perdió la vida Kevin Fernando Rojas Pereira, de 22 años de edad.

Por su parte, el único detenido manifestó desconocer el caso y que fue sorprendido por la Policía cuando se inició una balacera en el monte, donde se encontraba junto a tres brasileños y dos paraguayos, quienes huyeron del lugar. Expresó que decidió quedarse en el sitio debido a que desconoce el lugar, ya que apenas hace una semana que llegó de la ciudad de Cascavel para trabajar en desmonte.

13 A - aparecen

Al ser consultado en qué consistiría su trabajo señaló que por cortar cuatro árboles cobró la suma de 1.000 dólares y se negó a proporcionar el nombre de la persona que lo contrató para el trabajo. Efectivos policiales incursionaron en el monte en la tarde de ayer para buscar a los demás integrantes de la banda en la zona de Minga Porã.