Íker Casillas, el rostro fiel de la decepción

arquero de Real Madrid
Luego de ser el dueño del arco del Real Madrid por diez años ininterrumpidos, en la derrota ante el Málaga fue a la banca de suplentes. Muchos especulan que la derrota en la Rosaleda se debe a su ausencia en el equipo, y que repercutió en el grupo.

?Casillas vivió desde otro ángulo el pleito entre el Málaga y Real Madrid. Sentado desde la banca vio cómo el anfitrión se impuso a ellos con autoridad.

Cada jugada originada, Casillas la vivía con mucha intensidad, al lado de sus compañeros que permanecían bien estáticos para aguantarse el frío.

Las imágenes hablan de la desesperanza del guardameta, quien cedió por orden superior su puesto al juvenil Adán, cuyo debut fue el menos esperado.