Hay cadena de responsabilidades, dice ex titular del Indert

“Si tiene mi firma, seguro que sí. A varias personas de los alrededores de Capitán Bado hice adjudicaciones”, expresó ayer a este diario Luis Ortigoza, ex presidente del Indert, al consultársele si firmó la adjudicación a favor de Alí Hatem Barakat del lote CH-92 de diez hectáreas, que resultó ser el aeropuerto municipal de la citada ciudad, situada en el Departamento de Amambay.

“Tengo vagamente el nombre en mente, pero la adjudicación es la resultante de un proceso, seguramente tiene informes de funcionarios de la zona”, agregó Luis Ortigoza, al preguntársele si recuerda la resolución que suscribió en favor del joven, supuestamente, nacido en Ciudad del Este, Alto Paraná.

Ortigoza dijo que tiene conocimiento de que Justo Cárdenas, actual presidente del Indert, alienta las publicaciones periodísticas en su contra, por lo que solicitó examinar qué documentos obran en el expediente del caso en cuestión.

Como argumento de defensa, Ortigoza manifestó que la adjudicación de un lote del Indert es resultante de un proceso donde intervienen muchas personas. “En la adjudicación participan prácticamente todos los niveles de la institución, el que administra la colonia que está allá en el terreno, el que formula la solicitud, el que hace el informe, el que hace el dictamen, se le adjuntan los planos y llega a la presidencia con todo terminado para que se pueda firmar la adjudicación”, añadió.

Ortigoza indicó que trabajó con el intendente de Capitán Bado para traspasar al patrimonio municipal todas las propiedades que fueron declaradas como parte del casco urbano. “No llegamos a terminar la mensura para que se transfiera al Municipio la totalidad de la superficie que ellos declararon como ejido urbano, pero la mensura iniciamos nosotros”, sostuvo el ex titular del Indert. fuente UH