Franco habla de posible nexo político en asalto al BNF

El presidente de la República, Federico Franco, no descartó que exista vinculación política en el millonario asalto en la sucursal del Banco Nacional de Fomento (BNF) en Villarrica, donde se robaron 9.000 millones de guaraníes, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones generales. Anunció que convocará a la cúpula del banco.

«Siempre criticaba que toda vez que habían elecciones, ocurrían robos, especialmente en el BNF», señaló el presidente en declaración a la prensa, luego de una reunión que mantuvo con cañicultores, en Guairá, el sábado, antes de su viaje a Nueva York, EEUU.

«Vamos a llamar a una reunión, vamos a ver qué está ocurriendo y ver qué se puede hacer con esta nueva administración del BNF, con la autoridad policial y también los militares que están encargados de la custodia del banco para evitar la ola de robos, que casualmente se da siempre en momentos electorales«, indicó.

Según Franco, el robo puede tener el objetivo de financiar campañas políticas, para las elecciones generales del 2013, publica la agencia gubernamental Ip Paraguay.

El asalto

 

El violento atraco ocurrió el pasado viernes por la tarde cuando 8 hombres con tapabocas, vestidos de traje, unos, y otros de militar, ingresaron por el portón para vehículos, al costado del edificio de la sucursal del BNF de la capital de Guairá, que está ubicado cerca de la comisaría y la Gobernación del departamento. Los hombres golpearon y maniataron al guardia militar y luego a los 8 funcioanrios, para luego encerrarlos en la bóveda.

Llevaron un botín de 9.000 millones de guaraníes y huyeron a bordo de una camioneta Toyota tipo furgón, con logo de la cooperativa Pindó Limitada, que fue abandonada en las cercanías.

Investigadores policiales hallaron el sábado otro vehículo, supuestamente utilizado por los delincuentes. Se trata de un automóvil Hyundai Galloper, color gris chapa ASX 782, que fue abandonado en las calles Hernandarias y Natalicio Talavera, en pleno centro de la ciudad.

La banda aparentemente utilizó este rodado como escolta para la furgoneta.

El Hyundai fue denunciado como robado el pasado 3 de agosto, en la jurisdicción de la comisaría 7.ª Metropolitana, informaron los investigadores.

En su interior fueron encontrados clavos Miguelito, que presumen iban a ser colocados para dañar los vehículos policiales, en caso de una eventual persecución tras el asalto.

La furgoneta también fue robada el pasado 7 de setiembre, en Fernando de la Mora, según datos de la pesquisa.

Si bien la Policía no reveló detalles acerca de los sospechosos, por razones de investigación, se maneja que la banda estaría integrada por 8 personas, y opera especialmente en zonas de Ciudad del Este y Caaguazú.

El sábado, una comitiva policial y fiscal realizó dos allanamientos. Los resultados del operativo aún no se conocen.

Tres de los guardias de la entidad, que se encontraban en el lugar están siendo investigados, según datos de la pesquisa.

Las cámaras del circuito cerrado captaron el momento del asalto. El Ministerio Público se encuentra analizando el material junto a los efectivos de Investigación de Delitos, informó el comisario Pablino Vera, jefe de Policía de Guairá.