Florica Leonida, la prometedora gimnasta que terminó en la prostitución

Florica Leonida es una exgimnasta rumana de alto nivel que fue, en su adolescencia, una promesa que no floreció. Ganó plata en el Mundial de 2003 y en el Europeo de 2006, así como otras 4 preseas (1 oro, y 3 platas) en el Mundial Junior de 2002.
Pero hoy su vida es diferente. La rumana se trasladó a Alemania para ser instructora y las cosas no salieron bien. Florica incluso fue desalojada de la casa en que vivía, por lo que pasó de gimnasta a prostituta de lujo.
La noticia se reveló cuando alguien que la conoce vio sus fotos en un catálogo de venta de servicios relacionados con el sexo. Allí, la gimnasta es descrita como “un parque de diversión erótica” y como “muy atlética”.
Los medios rumanos se hicieron eco de la noticia, que ya ha llegado a los oídos de la “avergonzada” familia, que está meditando mudarse a Canadá.
Según los medios rumanos ante la escasez de dinero, Florica aceptó un empleo en un burdel en el que laboraba un exnovio suyo, y así comenzó su travesía en el mundo de la prostitución.