Federico Franco admite fracaso de su gestión en lucha contra el EPP

CONCEPCIÓN
El presidente de la República, Federico Franco, reveló ayer que la principal deuda que deja al terminar su mandato es el no poder acabar con el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pese a las promesas que realizó al comenzar su gestión.

Franco había jurado capturar a los miembros de la banda armada y traerlos «del jopo» a cada uno de ellos.
Sin embargo, los esfuerzos resultaron en vano, y durante este periodo solo se pudo capturar a gente que formaba parte de la logística del EPP.
El titular del Ejecutivo estuvo ayer por la ciudad de Concepción, donde inauguró obras y participó de una misa en dicho departamento.
Si bien mencionó varias obras y llamados a licitación con el propósito de marcar presencia en la zona, admitió que no se pudo cumplir con las expectativas.
Informó que el titular de la Senad, Francisco De Vargas, posible ministro del Interior, participó del último viaje a Colombia de común acuerdo entre ambos gobiernos.
«El tiempo es breve y el presupuesto es poco, pero dejamos el trabajo de inteligencia para las Fuerzas Armadas y el próximo gobierno», enfatizó.
Sostuvo que la captura del EPP es un tema muy complejo para un Gobierno.
Mencionó que el grupo armado no tiene un territorio fijo, por lo que todo se torna extremadamente complicado.
Complacencia. Franco denunció que, al momento de tomar el timón del Gobierno, no encontró nada para intentar desbaratar al grupo armado, dejando en claro que durante el mandato de Fernando Lugo no hubo voluntad política para capturarlos.
«Cuando nosotros entrábamos, había una complacencia total», explicó.
Auguró al nuevo presidente, Horacio Cartes, que tenga un mejor gobierno que el de él y que haga el esfuerzo de superarlo.
Franco participó primeramente de una misa en la iglesia Don Bosco, de los Salesianos; luego visitó la obra del Estadio Municipal; posteriormente, inauguró el local del Registro Civil, la planta de tratamiento de la Essap, mejoras en el Puerto Antiguo de la ciudad y ampliación de servicios de la ANDE. Finalmente, viajó a Carayá Vuelta, una comunidad chaqueña, donde inauguró una escuela y un puesto de salud.