Falleció el exsenador y empresario Blas N. Riquelme

El exsenador colorado y empresario Blas N. Riquelme falleció este domingo, tras estar internado en grave estado en el sanatorio San Roque de Asunción, confirmaron personas allegadas a la familia.´

Riquelme, de 83 años, se encontraba internado en el San Roque desde el viernes último, luego de haber padecido una embolia cerebral que lo dejó en grave estado. Falleció alrededor de las 08:30 de esta mañana. La causa de la muerte sería una embolia cerebral.

La información fue confirmada a ULTIMAHORA.COM por el abogado Víctor Peña Gamba, allegado a la familia Riquelme. El medio intentó obtener más detalles sobre el fallecimiento del exsenador comunicándose con el sanatorio, pero aún no quieren dar mayores informaciones.

El exsenador colorado, en los últimos meses, estuvo envuelto en la polémica desatada tras la masacre de Curuguaty, donde fallecieron 17 personas tras un enfrentamiento entre campesinos y policías.

La propiedad, en litigio con el Estado, había sido apropiada en condiciones no aclaradas por la empresa del político -Campos Morombí- hace varias décadas.

Blas N. Riquelme fue político y empresario colorado nacido el 3 de febrero de 1929, en Lambaré. Falleció en Asunción a los 83 años.

A lo largo de su vida conjugó sus dos facetas: La de dueño de un consorcio de empresas y de activista del Partido Colorado.

Gracias a su gran poderío económico fue uno de los principales financistas de las campañas políticas de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

En su currículum político figura haber sido senador de la República desde 1989 hasta el año 2008. En 1994 fue electo presidente de la ANR en reemplazo de Luis María Argaña.

Fue propietario de grandes extensiones de tierra en la Región Oriental, hecho que lo llevó a ser frecuentemente acusado de «latifundista» por sectores sociales y campesinos.

El primer conflicto que involucró a la figura de Riquelme con la apropiación de tierras malhabidas fue la violenta expulsión de más de 100 comunidades mbyá de 75.000 hectáreas a su nombre en el departamento de Alto Paraná, en el año 1985.

El sociólogo Ramón Fogel, recordó que en aquella ocasión, Blas N. Riquelme en complicidad con el presidente Alfredo Stroessner, utilizó el aparato policial para reprimir duramente a los aborígenes, quienes se encontraban asentados en esas tierras.

El último hecho que tuvo gran impacto fue la masacre de Curuguaty, acaecida el 15 de junio del 2012 en la propiedad del empresario y político colorado, a nombre de su firma Campos Morombí S.A., donde se registró un violento enfrentamiento entre policías y campesinos que se encontraban ocupando las tierras en cuestión.

El violento hecho dejó como saldo fatal, la suma de 17 fallecidos: 11 campesinos y 6 efectivos policiales.

Esto desató una crisis política en el Paraguay, que derivó en un juicio político parlamentario que destituyó al entonces presidente de la República Fernando Lugo, acusado de mal desempeño en sus funciones por la muerte de seis policías en el tiroteo.

Blas N. Riquelme falleció en el sanatorio San Roque de Asunción, este domingo, a los 83 años de edad.