“Enviado de Dios” causó destrozos en una estancia

Un joven con aparentes trastornos mentales atacó anoche una estancia en Benjamín Aceval, departamento de Presidente Hayes. El hombre causó destrozos y recibió una herida de refilón en el abdomen.

El comisario Lucio Ortiz, jefe policial de Presidente Hayes, indicó a la 650 AM que el atacante fue identificado como José Vargas, de 22 años. La estancia atacada es «Don Fernando», perteneciente a Roberto Kannonikoff.

El jefe policial mencionó que cerca de la medianoche, tanto el capataz y su hermano escucharon ruidos que provenían de una de las dependencias del establecimiento. Fueron a verificar y encontraron a Vargas haciendo destrozos de lo que encontraba a su paso. «Este joven decía que era un enviado de Dios mientras destruía todo, tenía una actitud violenta, lo que motivó que el capataz reaccione disparando contra el hombre para tranquilizarlo», expresó.

El uniformado relató que cuando detuvieron al autor de los destrozos, éste dijo que hizo todo «por sentirse feliz».

José Vargas recibió una herida de bala en el abdomen y fue trasladado al Centro de Emergencias Médicas.