Con sus empresas, Brasil controla negocios estratégicos en Paraguay

La inversión directa se disparó desde el 2008. Sectores como finanzas, bebidas, carne, soja y otros son dominados por brasileños. El vecino país acentúa su poder geopolítico a través del capital privado.

Desde mediados de la década pasada, las Inversiones Brasileñas Directas (IBD) han presentado un crecimiento muy significativo como consecuencia de factores como la estabilización de la macroeconomía paraguaya y el boom económico del otro lado de la frontera, afirma un nuevo artículo publicado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).

En el año 2007, la llegada de capital brasileño se encontraba en un nivel de USD 340 millones al año, para pasar en 2011 a USD 511 millones.

La expansión de las empresas brasileñas en Paraguay ha hecho que sectores estratégicos y sensibles para la economía, como la carne, soja, transporte aéreo, finanzas combustibles, entre otros, pasen a tener una participación bastante importante de firmas del vecino país.

En algunos sectores, los brasileños ya controlan los negocios, a través de sus grandes empresas. (Ver infografía).

PYMES. Aparte de estas grandes corporaciones, el fenómeno que se viene observando en los últimos años es que las pequeñas y medianas empresas brasileñas también están buscando un lugar en el país. Decenas de estas firmas (especialmente maquiladoras) se vienen instalando al año en Paraguay, atraídas por los bajos impuestos en comparación a lo que cuesta producir del otro lado de la frontera.

La carga tributaria en Paraguay tiene un peso del 13%, mientras que en Brasil es de 34%. Además, en Paraguay el costo de producción es más barato desde el punto de vista del costo de energía y mano de obra.

En promedio, las inversiones de este grupo giran entre 1 y 12 millones de dólares, y se concentran en los sectores de textil y confecciones, cuero y calzados, químicos y plásticos, destaca Cadep.

EVOLUCIÓN . Hasta el inicio de la década pasada, las inversiones desde Brasil eran poco dinámicas, básicamente constituidas por fusiones y adquisiciones de unas pocas empresas brasileñas estatales y/o de futuras transnacionales que recién iniciaban su proceso de internacionalización.

«No obstante, desde 2008, se viene notando un creciente dinamismo», dice el informe.

El apoyo político, la mayor apertura económica y las reformas implementadas en la economía , entre otros factores, han motivado una creciente participación de firmas brasileñas en el mundo.

Así, a través de su capital privado, Brasil va capitalizando mayor poder en el nuevo mapa geopolítico global.

«TODA INVERSIÓN ES BIENVENIDA», AFIRMA ECONOMISTA

El economista Luis Saguier Blanco manifestó que Paraguay es un país de muchas oportunidades, pero constante demandante de capital, por lo que consideró que todas las inversiones, tanto extranjeras como de nacionales, son siempre bienvenidas, pues generan empleos.

«Cuando hablamos de inversión estamos hablando de mayor producción. Eso se traduce en más capacidad de generación de empleo, que tanto hace falta en el país», explicó.

Asimismo, destacó que las inversiones son una forma de paliar el déficit de infraestructura a nivel local, ya que algunas obras que no pueden obtener fondos públicos pueden tener un apoyo desde el sector privado.

«Nosotros necesitamos un Estado que invierta USD 3.000 millones al año. Como no tenemos, aparecen las inversiones», infirió.