Clara Franco denuncia afiliación irregular a la ANR

«Yo no quiero estar en ningún partido político», manifestó indignada la humorista Clara Franco luego de enterarse de que figura en el padrón del Partido Colorado. Dijo que llegará hasta las últimas consecuencias para desafiliarse.

«Por las dudas arrevisáta todos los otros padrones. Moo jaikuaapáta. Páguenme si van a utilizar mi santo nombre en vano», expresó Franco a través de su cuenta de Twitter.

La humorista explicó a ULTIMAHORA.COM que leyó en los diarios la noticia de que varias personas en estos últimos días se encontraron con la sorpresa de figurar en los padrones de partidos políticos.

Por eso, verificó cuál era su situación y comprobó que estaba afiliada.

«No me voy a callar», señaló Franco y añadió que denunciará el hecho y llegará hasta las últimas instancias para desafiliarse.

«No estoy interesada en ningún partido político, me encantaría que se me respete. Me expongo a que mucha gente se enoje. Pero yo respeto y exijo que se me respete», manifestó.

Varios ciudadanos, incluso desde Europa, denunciaron que sus nombres figuran en el registro colorado pese a que jamás pidieron su afiliación a ese partido. Autoridades de la ANR reconocieron la falencia.

Para saber si una persona está afiliada o no, se puede consultar en el padrón de ese partido en la página institucional de la Junta de Gobierno en la dirección www.anr.org.py, agregando el número de cédula.

La ANR tiene 1.989.416 afiliados, siendo así la nucleación política con mayor cantidad de paraguayos en sus filas. Le sigue el Partido Liberal Radical Auténtico, con 1.107.687.

No obstante, en las internas coloradas, al igual que las liberales, votan menos del 60% de sus empadronados.

Las personas afectadas pueden recurrir al despacho del TEP en la Junta de Gobierno e inmediatamente se elaborará un documento que las dejará fuera de la ANR, pero no podrán eliminar sus nombres del padrón para las próximas internas coloradas porque dicho registro ya fue certificado y sellado.

También existen muchos colorados que figuran en otros partidos, como en el PLRA, lo que ocurre también en las filas del liberalismo.