Cepal: Paraguay, el país que más redujo índice de pobreza

Paraguay registró la reducción más notoria en los índices de pobreza en América Latina, con un descenso de 5,2 puntos porcentuales entre 2010 y 2011, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), divulgado ayer

De esta forma, según los datos del organismo multilateral, la cantidad de población sumida en la pobreza bajó del 54,8% a 49,6%.

La disminución del desempleo sumado al crecimiento económico están entre los factores con mayor influencia para que más personas salgan de la de pobreza, destaca Cepal.

El informe señala también que la reducción de la pobreza es una característica común en gran parte de los países del continente, aunque la desigualdad aún sigue imperando en la región.

En países como Brasil, Chile, Colombia y Paraguay, las cifras revelan que el 40% de los ingresos van para los más ricos, y entre el 11% y el 15% solamente van para los más pobres.

DESCONTENTO. Por otro lado, el organismo también recogió la percepción de la población, que aún manifiesta desconfianza en instituciones como el Poder Legislativo, el Poder Judicial y los partidos políticos.

«Estos persistentes sentimientos de malestar ciudadano con las instituciones aludidas constituyen tanto un obstáculo como un desafío para el sentido general de pertenencia y la construcción de pactos sociales orientados por el valor de la igualdad», resalta el informe.

OFICIALES. Las cifras oficiales de pobreza en Paraguay, dadas a conocer por la Dirección General de Encuestas, Estadísticas y Censos, refieren que al cierre del año pasado, la cantidad de población pobre era del 32,4%, alrededor de dos millones de personas, precisamente el índice más bajo desde los últimos 15 años.

Desde 2003, el porcentaje de personas por debajo de la línea de pobreza vino en descenso, aunque en los años 2006 y 2010 se dieron alteraciones en la tendencia, los índices de pobreza están disminuyendo, y ya en el 2011 se registre el mencionado porcentaje.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Para reducir la desigualdad no basta con el crecimiento económico, sino que debe combinarse con políticas públicas y un cambio estructural para mayor inclusión de los sectores más pobres a la economía, con lo que la población aumenta sus ingresos, es la conclusión arrojada por un informe del investigador Víctor Imas, de la red alemana Kas Sopla, asociada al Centro de Análisis de la Economía Paraguaya (Cadep).