Bebé que llegó desde Pedro Juan falleció en el San Pablo


Mariela, una de las mellizas prematuras que llegaron desde Pedro Juan Caballero en busca de terapia intensiva falleció el domingo por la mañana por una falla multiorgánica, producida probablemente por un cuadro infeccioso con el que llegó desde su ciudad natal hasta el Hospital Materno Infantil San Pablo.
Ocho días de tratamiento en terapia recibió la beba, que desde un principio sufrió descompensaciones, aseguró la doctora Ana Arrechea, jefa de pediatría y neonatología del San Pablo.
La pequeña junto a su hermana Nadia nacieron prematuras y durante un mes estuvieron internadas en el Hospital Regional de Pedro Juan, desde donde fueron trasladadas hasta Asunción el 15 de junio pasado y con orden judicial para ser ingresadas a terapia.
«Todavía no puedo creer lo que pasó», afirmó Julia González, madre de las niñas. Triste y cansada señaló que contaba los días para volver a su ciudad y que pese a que pasaron momentos muy difíciles antes de conseguir un lugar en terapia, jamás se imaginó que no las llevaría vivas a casa. «Esto no me imaginé así, ya quería volver a mi casa pero con ellas dos vivas, no así», afirmó mientras retornaba a Asunción desde Pedro Juan, donde fueron velados los restos de su pequeña.
La pena se extendió hasta la familia, que también aguardaba el retorno de las niñas.
La doctora Arrechea explicó que Nadia, la beba que sigue aún internada, está estable, no requiere de oxígeno, está recibiendo alimentación sin inconvenientes y que su tratamiento aún se mantiene con antibióticos. Al menos tres semanas más deberá permanecer en terapia de acuerdo a su evolución.
Los estudios laboratoriales hechos a la beba fallecida se tendrán en diez días, indicó Arrechea, con los que se podría confirmar la infección atribuible a la falla multiorgánica que sufrió.
SIN TERAPIA. Las mellizas, cuando fueron traídas a Asunción, aguardaron durante 15 horas por una cama de terapia y en principio fueron rechazadas en el Centro Médico La Costa por falta de espacio en el área neonatal; de ahí, Mariela fue derivada al Sanatorio Italiano y su hermana quedó en el San Pablo.
Días después se tuvo disponibilidad de cama en el centro asistencial público y Mariela fue derivada junto a su hermanita.