«El rey de la marihuana» fue liberado en Amambay

Una orden judicial dejó en libertad desde el sábado pasado a Felipe Barón Escurra, más conocido como «el rey de la marihuana», aprehendido en el 2016 en medio de una balacera.

Marciano Candia | Pedro Juan caballero

Fue el Juzgado Penal de Garantías de la ciudad de Capitán Bado, a cargo del Juez Leongino Benítez, quien ordenó la libertad de Felipe Barón Escurra, pese a su extenso antecedente relacionado con las drogas.

El 19 de agosto del 2016, «el rey de la marihuana» fue detenido por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), tras una balacera en la zona de Capitán Bado.

En esa ocasión, hubo un enfrentamiento que se desató después de que los agentes especiales atropellaran su establecimiento, ubicado a 400 metros de la línea internacional que divide Paraguay de Brasil.

En el procedimiento, el capo mafioso fue localizado en su propiedad situada en la colonia Cristino Potrero, a 10 kilómetros antes del centro de Capitán Bado.

Agentes de la Senad, que estaban acompañados por el fiscal Samuel Valdez, fueron recibidos con incesantes disparos de fusiles y pistolas, efectuados por Barón Escurra y sus cuatro guardaespaldas, que también fueron reducidos.

Junto con el narcotraficante fueron aprehendidos también Bartolomé Rolón Escurra (29), Rony Daniel Escurra Espínola (20), Eder Rafael Escurra Espínola (18), todos paraguayos y que serían sus sobrinos, y el brasileño Washington Fernando Caetano (35).

Felipe Barón Escurra está acusado por posesión y tráfico de marihuana al Brasil, país que busca extraditarlo. Tiene antecedentes además por un cuádruple homicidio, posesión de armas de guerra y enfrentamientos armados con la Senad.