Bancos ponen contra las cuerdas a firma de seguridad

La empresa de seguridad VIP Security SA emitió varios cheques sin fondos contra cuentas que poseían en diferentes entidades financieras locales, razón por la que la Superintendencia de Bancos (SIB), del Banco Central, ordenó que todos los bancos en los que tenían una cuenta abierta las cierren inmediatamente. Esto sucedió hace tres semanas, confirmaron referentes del sistema y desde la propia entidad matriz.

bancos-ponen-contra-las-cuerdas-firma-seguridad

De todos modos aseguran que el hecho no representa un riesgo para el sistema porque simplemente las entidades afectadas tienen que previsionar, es decir, depositar un porcentaje del crédito vencido en el BCP como una especie de seguro. Así las cosas, las utilidades del año y los jugosos bonos que se reparten en las cúpulas de las entidades bancarias seguramente serán recortados, porque el caso saltó antes de terminar el 2013.

Atilio Gómez, uno de los principales accionistas de la citada empresa de seguridad, es señalado como el apoderado y autor de la emisión de cheques sin contar con los fondos requeridos.

La empresa, bajo el apoderamiento de Gómez, cuenta con créditos por alrededor de 30.000 millones de guaraníes, unos 6,5 millones de dólares en el sistema financiero.

Uno de los bancos, donde cuenta con un crédito superior a 10.000 millones de guaraníes, es el Sudameris, el cual aún no está vencido, además de contar con una garantía hipotecaria, según informaron.

Otras entidades donde tendrían préstamos son la Financiera Ára SA de Finanzas y en el Banco Amambay (propiedad del presidente Horacio Cartes) y BBVA Paraguay, de acuerdo a la información que maneja la SIB.

No se conoce a ciencia cierta el monto que Vip Security estaría debiendo a particulares, sí a entes financieros, lo cual asciende a USD 6,5 millones; el total podría representar más de USD 10 millones.

Siempre de acuerdo a funcionarios de la casa matriz, los problemas financieros de Vip Security se originaron a partir de la pérdida de contratos con el Estado, aparte de no lograr nuevas adjudicaciones, para lo cual estaban pidiendo capital al mercado a fin de cumplir con los requerimientos.

convocatoria. La SIB maneja que Security llamará en los próximos días a una convocatoria de acreedores. Lo que el BCP no entiende es por qué Security estuvo solicitando créditos a corto plazo, siendo que sus inversiones requieren de mediano y largo plazos para dar retornos.

ÚH se comunicó vía telefónica y fue hasta el local de Security, ubicado en Villa Morra, pero Atilio Gómez no estaba; de acuerdo al funcionario que atendió, Gómez estaría hoy haciendo oficina, como habitualmente lo hace en días laborales. También dejamos mensaje, pero al cierre de esta edición no hubo retorno por parte del empresario.
fuente:Ultimahora.com