Exespías temen que Trump esté siendo manipulado por Putin

Exespías.jpg

WASHINGTON. Dos exagentes de inteligencia estadounidenses de alto rango dijeron el domingo que temían que el presidente Donald Trump esté siendo manipulado por su par ruso, Vladimir Putin.

Los hombres dijeron esto luego que Trump afirmara que él creía que Putin era sincero al negar la intervención de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

Tanto el exdirector de la CIA John Brennan como el exdirector de Inteligencia estadounidense James Clapper dijeron que Trump estaba teniendo un manejo inadecuado de los lazos con Moscú, mientras un consejo especial investiga una posible colusión entre el equipo de campaña del mandatario y Rusia.

“Creo que el señor Trump está, por la razón que sea, siendo intimidado por el señor Putin, temeroso de lo que podría hacer o de lo que podría salir como resultado de esas investigaciones”, dijo Brennan durante una aparición junto a Clapper en el programa “State of the Union” de CNN.

Clapper agregó que los líderes extranjeros que reciben a Trump con todos los honores son capaces de manipular al mandatario estadounidense.

“Yo considero que tanto los chinos como los rusos creen que pueden manipularlo”, declaró. Sus comentarios se conocen luego que Trump dijo a medios el sábado que él había hablado con Putin sobre las acusaciones de intervención rusa en las presidenciales estadounidenses y que el líder ruso había negado cualquier intromisión.

“Realmente le creo cuando me lo dice, lo dice con convicción”, comentó Trump, agregando “creo que se siente muy insultado por eso, lo que no es bueno para nuestro país”.

Pero el domingo, el presidente intentó distanciarse de esos comentarios, diciendo que él confiaba en la inteligencia del país. En el mismo programa, el secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, desestimó como “ridículas” las críticas contra el manejo de Trump de las relaciones con Rusia y China.

“El presidente Trump no está siendo manipulado por nadie”, declaró el funcionario. Trump emitió duras críticas contra Brennan, Clapper y el exdirector del FBI James Comey –funcionarios de la era del expresidente Barack Obama–, cuestionando los hallazgos de un reporte de inteligencia que concluyó que los rusos quisieron influenciar las presidenciales a favor del actual mandatario.