Universidades ofrecen 1.170 carreras en zona de frontera

Universidades-ofrecen.jpg

Solo en Pedro Juan Caballero, se estima que hay 20.000 brasileños siguiendo alguna carrera universitaria. Es que a ellos, en algunos casos, estudiar en Paraguay “les sale solo el 10% de lo que pagarían en Brasil”, apunta Pedro Vera, director de la Dirección General de Universidades e Institutos Superiores del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Sumando la capital del Amambay, Ciudad del Este y Salto del Guairá, totalizan 1.170 carreras de grado y posgrado que se ofertan en la zona fronteriza (ver infografía). “Hay una ventaja significativa en el costo de vida, en relación con el Brasil. No solo es barato el estudio, sino que también es barato vivir y estudiar aquí”, aporta a su vez el Dr. Raúl Aguilera, titular del MEC.

En su opinión, ese es uno de los aspectos más atrayentes que hace aumentar cada año el volumen de estudiantes brasileños en el país. “Algunos hacen el comentario de que lo que aquí ellos pagan es un costo mínimo de lo que pagarían en su país; por debajo de la mitad inclusive”, indica.

Por lo demás, entiende que existe una “visibilidad” del proceso de fortalecimiento del sistema de aseguramiento de la calidad, desde el 2013 a esta parte; mediante los trabajos del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones), junto a la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (Aneaes).

Estafa. Ante el reciente caso que saltó de entrega de títulos falsos a través de una facultad fantasma, cuyas víctimas son mayormente del Brasil, el ministro de Educación adelanta que convocará al Cones y a la Aneaes a una mesa de trabajo junto a todos los rectores de universidades de frontera que ofrecen, principalmente, carreras de salud. La idea es “evaluar la marcha de esas instituciones”, con el fin de “acordar mejorar o fortalecer todos los niveles de calidad”.

“Desde Salud Pública y desde Educación, la intención es hacer una evaluación de todas las ofertas que están en zona de frontera y mucho más que sancionar lo que se busca es ayudarles a ellos a fortalecer las carreras”, manifiesta.

Aguilera señala que, de igual manera, se plantea otra mesa de trabajo para –en este caso– convocar a los 38 directores de institutos superiores.

“Los institutos se dedican a un solo campo del saber. Ahí es donde tenemos una distorsión de los institutos, que ellos abren sus ofertas a carreras que no están dentro de su ley de creación”, cuestiona.